jueves, mayo 23, 2024
15.2 C
Burgos

Mirar hacia adelante

El Burgos, tras dos derrotas consecutivas, se debate entre la reflexión de lo ocurrido y lo mucho que le queda por delante.

Es verdad que todos pensábamos que era posible, pero soñábamos con que este día no llegara. El Burgos, acostumbrado a no conocer apenas la derrota esta temporada, ha perdido dos partidos consecutivos en la última semana. El primero ante el Eibar en El Plantío y el segundo frente al Granada en Los Cármenes. Dos derrotas ante rivales de envergadura, llamados a estar en los puestos altos de la tabla.

En el análisis realista de ambos encuentros, a priori, las derrotas también entraban en los cálculos, podían llegar y no deben enturbiar en absoluto la buena campaña del equipo blanquinegro. Perder ante Eibar y Granada, entra en los cálculos, no solo del Burgos, sino de cualquier equipo de la categoría, por lo que no puede considerarse una sorpresa, aunque haya causado cierta decepción. Siempre se espera más, aunque no siempre es posible conseguirlo.

El problema no existe como tal en estos momentos, salvo que estas derrotas provoquen, esperamos que no, un efecto dinámica motivado por un bajón de confianza que no debe producirse. Eso es lo que debe evitarse.

El Burgos ha perdido dos partidos previsibles, ante el Eibar, un equipo candidato al ascenso y uno de los mejores conjuntos que ha pasado por El Plantío, el equipo castellano perdió tras adelantarse en el marcador e ir muchos minutos por delante. La remontada del Eibar llegaba en la segunda parte en la que ciertamente fue superior, pero sin olvidar que en el último minuto el VAR debió haber revisado una caída de Curro dentro del área, que no quiso ver y en el primer tiempo un codazo sobre Bermejo debió haber supuesto la expulsión de un jugador del Eibar, que el VAR ni el árbitro, tampoco quisieron ver. Dos jugadas que pudieron cambiar el curso del partido.

Y ante el Granada el Burgos hizo un partido muy digno, ante otro rival candidato al ascenso, que el año pasado jugaba en Primera División. Los blanquinegros pudieron adelantarse en el marcador, pero no hubo definición y en una jugada de habilidad del jugador con más calidad del equipo Andaluz, Uzuni, llegaba el único gol del partido. El Burgos, pese a la derrota, estuvo a la altura del partido y supo competir.

Dos derrotas, por lo tanto, en sendos partidos en los que el marcador pudo ser otro y o hubo mala imagen del equipo burgalés. Ante esta situación caben dos posturas: o lamerse las heridas y lamentar las decisiones del VAR o las ocasiones no aprovechadas, o mirar hacia adelante con la confianza de que todo el buen trabajo realizado hasta está ahí y supone estar en puestos de playoff de ascenso a falta de un partido para concluir la primera vuelta. Así de evidente.

El mejor remedio para este tipo de situaciones es lograr una victoria cuanto antes, en este caso ante el Huesca el próximo domingo. Eso es lo que ahora debe centrar todos los esfuerzos. Mirar para adelante porque lo que dejamos atrás no admite modificaciones. Y no es nada malo.

- Más noticias del Burgos C.F. -

Nicolás Correa patrocinará los equipos femeninos del Burgos CF

Es una empresa con muchos años de andadura en Burgos dedicada a la fabricación y diseño de piezas para la industria. El Burgos Club...
P