lunes, mayo 27, 2024
8.2 C
Burgos

El Burgos se atasca en el mercado de invierno

Hasta el 31 de enero se pueden realizar incorporaciones, pero de momento el club blanquinegro no ha hecho ninguna.

FOTOS: Burgos CF

No es la primera vez. Al Burgos el mercado de fichajes no se le ha dado nunca demasiado bien, ni en verano ni en invierno, donde casi siempre espera al final para realizar las incorporaciones.

Ciertamente el mercado de invierno es muy complicado y también es verdad que la postura inteligente es no fichar nada si no hay indicios y garantías de que lo que se trae es mejor de lo que ya se tiene. Y el peligro de este mercado, dodo lo reducido de sus fechas, es arriesgar o invertir un dinero de dudoso rendimiento posterior.

El mercado de invierto no es amplio y está muy condicionado, esta es otra realidad. La mayoría de los jugadores disponibles, lo son porque no han rendido lo que se esperaba en sus clubes de origen, bien porque no han tenido minutos de juego debido a la calidad de la plantilla en la que se encuentran, o porque sus intervenciones en los partidos no han sido del agrado del entrenador. Otras causas pueden ser la recuperación de una lesión o el cambio de entrenador y de objetivos en el club.

En cualquier caso, el jugador del mercado de invierno suele estar con escaso rodaje y necesita siempre un periodo de adaptación al nuevo club, porque suelen ser cambios bruscos en cuanto a sistema de trabajo, nuevos compañeros, nueva ciudad y ambiente. Todo ello hace que las incorporaciones necesiten después otras dos o tres semanas de adaptación, por lo que algunos partidos importantes pueden pasar con el nuevo jugador en el banquillo o sin rendir al cien por cien.

Ante todo lo ya expuesto, queda claro que el mercado de invierno es muy complicado, en el que se arriesga casi como en una lotería a ver si lo que se trae tiene premio o no.

De momento en el Burgos manda la cautela a la hora de decidir. Se han dado algunos nombres de jugadores que estaban muy cerca de venir al equipo blanquinegro, pero de momento ninguno se ha plasmado. Es verdad que hay que sopesar mucho lo que se ficha, porque entre otras consecuencias suele suponer la salida de algún jugador y una posible desestabilización de la plantilla de jugadores ante las novedades.

La ventaja del Burgos es que no necesita muchas incorporaciones, ni un cambio drástico en el sistema de juego, ya que de momento, el rendimiento de la actual plantilla puede considerarse óptimo, aunque con las carencias ya expuestas muchas veces, en nuestras crónicas y comentarios sobre el Burgos.

Lo cierto es que ahora llegan tres partidos ante rivales directos, Leganés, Lugo y Alcorcón, donde hay mucho en juego, en los que puede decidirse gran parte del futuro del Burgos en esta temporada y así las cosas, mientras otros clubes de la misma categoría, ya han arriesgado y fichado nuevos refuerzos, que podrán utilizar después del parón impuesto por la Copa, el Burgos sigue meditando, esperando una oportunidad que parece no llegar nunca o que si llega puede que sea tarde para aportar en los tres próximos partidos, que son de gran trascendencia.

La afición sigue con mucha atención, y en ocasiones con impaciencia, el resultado de este mercado de invierno, que una vez más para el Burgos se hace esperar. Todo sea por acertar en lo que al final venga al Plantío.

- Más noticias del Burgos C.F. -

Nicolás Correa patrocinará los equipos femeninos del Burgos CF

Es una empresa con muchos años de andadura en Burgos dedicada a la fabricación y diseño de piezas para la industria. El Burgos Club...
P