jueves, mayo 23, 2024
13.2 C
Burgos

40-34 Aparejadores acaricia el título pero en la prórroga decidió el VRAC

El equipo de Burgos tenía el partido a su favor al término de los 80 minutos reglamentarios pero, una vez más, la última jugada del VRAC forzó la prórroga en la que el título se quedó en Valladolid.

Recoletas Burgos hizo un gran partido pero no pudo con VRAC.- Foto: ferugby

La historia se repite y el VRAC de Valladolid parece haberle tomado la medida al Recoletas Burgos Universidad de Burgos que nuevamente cuando parecía que lo tenía todo a su favor, en la última jugada del partido, el partido daba un vuelco, con un empate salvador para el equipo pucelano, que en la prórroga decidió a su favor. Una pena que no puede desmerecer la gran temporada del equipo burgalés, la mejor de su historia, aunque no se haya traducido en títulos.

El partido comenzó con mucha intensidad, quizá más de la debida, que en muchas ocasiones perjudicó a Recoletas Burgos con numerosas imprecisiones y perdidas de oval que dejaba muchos espacios en campo burgalés. El primer ensayo llegaría a los 5 minutos por medio de Stringer que encontró una vía lo suficiente despejada para internarse y sumar los primeros tantos del encuentro. También acertaría en la transformación Taibo, con algo de suspense tras chocar el oval con el palo.

Tras este ensayo, Recoletas Burgos consiguió pausar algo más el partido e imponer orden en su juego, disputando gran parte de los minutos en campo contrario ante un VRAC bien plantado que controlaba muy bien sus líneas. Burgos merecía el empate pero le faltaba resolución en los último metros.

Pese a todo, los buenos minutos en ataque de Aparejadores provocó despistes graves en defensa, el más peligroso por parte del jugador Martiniano, que consiguió avanzar metros y zafarse de cuatro jugadores con una doble finta que provocaba la melé a escasa distancia de la zona de ensayo.

Un momento del partido en el Pepe Rojo de Valladolid.- Foto: ferugby

Aún así, el conjunto gualdinegro siguió apretando y buscando alternativas para empatar el choque, y lo consiguió a los 32 minutos tras una buena salida de Bustos que significaba la posterior escapada de Tani Bay, que con mucha fe lograba el ensayo y posteriormente convertir por medio de Zabalegui.

Eran los mejores minutos de los burgaleses, que se liberaban tras tener empatado el encuentro y conseguía alentar a su afición en las instalaciones Pepe Rojo de Valladolid. Apenas tres minutos después, Recoletas Burgos conseguía en una jugada embarullada que posar el oval sobre la línea de ensayo. Tan justo que el colegiado pidió la revisión del TMO para asegurar su decisión. El equipo burgalés también sumaba la transformación y se ponía por primera vez por delante en el marcador.

Quedaban 5 minutos para el descanso, y VRAC peleó hasta el último suspiro por marchar al vestuario con un resultado más a favor. Tanto fue así, que el jugador vallisoletano Juver entraba a la zona de ensayo pero se le escapaba el oval justo cuando iba a posarlo, perdiendo así una oportunidad clarísima para empatar el partido.

Afición de VRAC Quesos Entrepinares – Foto: VRAC

Tras el paso por vestuarios, VRAC salió mucho más intenso. Habían transcurrido apenas dos minutos de la segunda parte cuando Kalo Kalo conseguía encontrar espacio sobre la línea de banda y establecer, ahora sí, un nuevo ensayo y transformación de Taibo (14-14).

Con este resultado, el conjunto burgalesista volvió a tomar la iniciativa, con mucha pelea y fuerza en las disputas, hasta que a los 49 minutos Carrió conseguía zafarse de sus defensores una buena carrera, cediendo el oval a Tani Bay sumar el ensayo y volver a ponerse con ventaja. Carrió, sin embargo, no supo transformar (14-19).  

Todavía restaban muchos minutos para el final que fueron no aptos para cardiacos. El VRAC puso sobre el Pepe Rojo toda la presión encerrando al Recoletas en su campo. El Aparejadores pasó por momentos muy complicados, el ensayo del equipo vallisoletano se veía venir y llegó a los 73 minutos, con una buena jugada de Siosua que pone el oval en la línea y junto con la transformación de Taibo coloca el marcador en 21-19 para VRAC.

Sin embargo Recoletas Burgos iba a jugar sus bazas para recuperar la ventaja y lo conseguía tan solo tres minutos después con una acción de Nico Rocaríes que consigue ensayar y la posterior transformación de Carrió. Otra vez Burgos se ponía por delante en el partido.

Quedaban cuatro minutos, pero en realidad serían muchos más, ya que, aunque a los 80 minutos la victoria era burgalesa, la última jugada fue eterna, el VRAC demostró experiencia para buscar su oportunidad con ocho minutos sobre el alargue, para conseguir un ensayo salvador de Alex Alonso que ponía el empate y como no hubo transformación el partido se iba a la prórroga.

La sensación de que, una vez más, Aparejadores Burgos había dejado pasar una oportunidad de oro para conseguir el título de liga, lo tenía en la mano y se había escapado, aunque quedaba la prórroga.

Pero este añadido no le fue favorable al equipo de Burgos pese a que se pondría por delante en el marcador con un ensayo de Nico Rocaríes, en un contragolpe, abriéndose el hueco necesario para conseguir el 26-31, ya que no hubo transformación. Apenas quedaban dos minutos para el final de la primera parte de la prórroga, pero suficiente para que VRAC volviera a ponerse por delante en el marcador, con un ensayo de Ewart Potgietter y transformación de Taibo que transformaba Taibo. Pero lo peor fue la expulsión de Canepa, que dejaba el Aparejadores Burgos con un jugador menos para toda la segunda parte de la prórroga.

El Recoletas Burgos lo puso todo sobre el Pepe Rojo, pese a que sus jugadores estaban fundidos por el cansancio, intentaron sobre ponerse a las dificultades para lograr el título, pero VRAC no iba a dejarse sorprender. Miguel Lainz conseguía en una jugada de velocidad y calidad, un gran ensayo, a falta de 7 minutos para el final, que además transformaba Taibo para abrir más distancias, 40-31.

Todo parecía decidido, pero Aparejadores no se rindió en ningún momento y sacando fuerzas de flaqueza lograba acortar distancias con un golpe de castigo que Carrió convirtió en el definitivo 40-34.

No pudo ser una vez más. Recoletas Burgos lo tuvo en su mano, pero otra vez se le marchó la gloria, esta vez el título de liga. En el recuerdo quedará el gran partido de la final que ofrecieron ambos equipos en el Pepe Rojo de Valladolid y que disfrutaron los aficionados, aunque los burgaleses un poco menos, por la derrota pero orgullosos de su equipo que ofreció un gran encuentro.

Se pone a sí punto final a una temporada histórica del Recoletas Burgos Universidad de Burgos, que ha llegado a la final de Copa y la la final por el título de liga, compitiendo muy bien, haciendo historia, porque nunca el club burgalés ha realizado una temporada como esta, aunque no haya logrado traer ningún título. Es una asignatura pendiente que quedará como reto para conseguir en el futuro.

- Más noticias -

El Servigest Burgos se mide al UCAM Murcia BSR en el...

Este sábado, a las 16:00 horas (fuera del horario habitual, ya que será retransmitido en directo por Teledeporte), el Servigest Burgos jugará en su...
P