jueves, julio 18, 2024
20.2 C
Burgos

Piné ya tiene su mural

Homenaje permanente de la Federación de Peñas del Burgos al entrañable socio de la entidad blanquinegra fallecido el pasado año.

La Federación de Peñas del Burgos Club de Fútbol tenía desde hace tiempo el deseo de hacer un homenaje popular y público a Esteban González Martínez, Piné, un aficionado modélico que llevó al Burgos en su corazón durante gran parte de su vida. Por ello, la Federación de Peñas ya había instaurado nada más conocer su fallecimiento, en agosto del pasado año, el “Trofeo Piné” al mejor jugador de la temporada por votación semanal de la afición. En la temporada 2022-23 una media de 300 aficionados participaron cada jornada en la iniciativa que acabó distinguiendo a José Antonio Caro.

Con la intención de establecer otro hito que ayude a mantener vivo su recuerdo, la Federación de Peñas ha decidido dedicar un mural a Piné, ubicándolo en uno de los paños de muro que se encuentran entre Tribuna y Fondo Sur. Una intervención artística a pie de calle, cercana al público que cada jornada se acerque a El Plantío, para que se puedan fotografiar junto a ella.

Para llevar a cabo este proyecto se ha contratado a la empresa burgalesa ACMuralismo por su calidad gráfica. El coste de la intervención, incluyendo los trabajos de albañilería previos, alcanza los 1.500 euros y ha sido sufragado por la Federación de Peñas del Burgos CF, la Asociación de Pequeños Accionistas del Burgos CF, la Peña Santa Mónica -a la que pertenecía Piné-, el Frente Kolocón y por Yolanda Palacios, amiga personal del homenajeado.

Un poco de historia.

A primera hora del sábado 6 de agosto de 2022 fallecía Esteban González Martínez, conocido popularmente como Piné. No exageramos si decimos que era el aficionado más incondicional y carismático del Burgos CF en las últimas décadas. Piné era toda una institución, ataviado con la camiseta blanquinegra, una corbata roja plagada de escudos del club y un gorro de preso, no se perdió prácticamente ningún encuentro, en casa o a domicilio, sin importar si era una fase de ascenso o un partido entre semana de la Copa Federación.

Estuvo animando al equipo de sus amores en todo momento, en los buenos, sí, pero sobre todo en los malos. Allá donde iba el Burgos CF, estaba él, animando sin descanso, sin importarle hacer un largo viaje ni las condiciones climáticas. Piné no solo llevaba al Burgos en el corazón, lo llevaba también en la piel, desde que se tatuó el escudo en el brazo izquierdo.

Esta perseverancia, su carácter, sus anécdotas compartidas con aficionados de todas las edades, lo convirtieron en todo un mito. Su devoción blanquinegra florece en los corazones de cientos de burgalesistas que viajaban y sufrian con él acompañando al Burgos CF. P

Piné era, y es, una figura popular, en los dos sentidos que recogen el diccionario de la RAE: pertenecía al pueblo, teniendo su origen en él y era estimado por el público en general.

Ahora ya tiene su homenaje permanente junto a lo que fue su gran pasión, El Plantío y el Burgos CF.

- Más noticias del Burgos C.F. -

Nicolás Correa patrocinará los equipos femeninos del Burgos CF

Es una empresa con muchos años de andadura en Burgos dedicada a la fabricación y diseño de piezas para la industria. El Burgos Club...
P